¿Qué dificultad deberías elegir en Horizon: Forbidden West?

Which Difficulty Should You Choose in Horizon: Forbidden West

¿Qué dificultad deberías elegir en Horizon: Forbidden West?

El ciclo de juego de Horizon: Forbidden West es increíble y cada nivel de dificultad aporta algo nuevo. Es por eso que no es una mala idea tener una buena comprensión de lo que hace cada opción de dificultad en el juego antes de tomar una decisión. En esta guía de Horizon: Forbidden West, proporcionamos un resumen de todas las opciones de dificultad y ayudamos a las personas a elegir la mejor.

Opciones de dificultad de Horizonte: Oeste Prohibido

Hay un total de 5 opciones de dificultad para elegir en Horizon: Forbidden West. Estos se describen a continuación:

  • Historia: El ajuste de la dificultad de la historia facilita la experiencia de combate, permitiéndote concentrarte en la exploración y la narrativa.
  • Fácil: La dificultad fácil ofrece una experiencia de combate ligera mientras exploras el mundo y la historia.
  • Normal: La dificultad normal proporciona una experiencia equilibrada de exploración, historia y combate.
  • Duro: La dificultad Difícil permite una experiencia de combate desafiante a lo largo del viaje.
  • Muy duro: La dificultad Muy Difícil ofrece una experiencia de combate dura y exigente para aquellos que buscan poner a prueba sus habilidades.

Desde el principio, a menos que alguien realmente tenga problemas con el juego, no recomendamos las opciones Story o Easy. El combate es fácilmente uno de los puntos brillantes del juego y jugar en Story o Easy trivializa muchas mecánicas. Sin embargo, se trata de divertirse al final del día y no frustrarse porque aparentemente no hay forma de superar una batalla de jefes.

Normal es lo que recomendaríamos a mucha gente. Difícil es, sin duda, manejable, pero puede ser un poco frustrante de vez en cuando. En cuanto a Muy Difícil, esto es algo que recomendamos a las personas que están en el segundo o tercer juego; piensen que es como jugar GoW en Give Me God of War en el juego inicial.

Por último, tenga en cuenta que dado que no hay trofeos vinculados a la dificultad, no debería haber problemas para disminuir o aumentar la dificultad según la situación. Además, además de estas opciones de dificultad predeterminadas, Horizon: Forbidden West también le permite al jugador hacer una configuración de dificultad personalizada cambiando cosas como Concentración, HP, daño infligido, autocuración, etc.

Esto es todo lo que tenemos en qué dificultad elegir en Horizon: Forbidden West. Para obtener más consejos y trucos útiles, no dude en consultar nuestra página wiki detallada de Horizon: Forbidden West.