Cómo vencer al Bruch en Evil West: Boss Fight Guide

Cómo vencer al Bruch en Evil West: Boss Fight Guide

El Bruch es un oponente formidable que sirve como el segundo jefe en Evil West, apareciendo en el Nivel 10: Murciélagos en el Campanario. Como uno de los jefes principales del juego, es fundamental estar bien preparado antes de enfrentarse al Bruch, ya que tiene el potencial de ser una batalla desafiante y compleja. Esta guía proporcionará consejos sobre cómo derrotar a Bruch en Evil West, lo que te facilitará salir victorioso.

Antes de derribar no solo a The Bruch o cualquier otro enemigo en el juego, es esencial conocer su patrón de ataque para tener ventaja en la batalla.

Puedes intentar esquivar su carrera rodando rápidamente para interrumpir el ataque de tu oponente. Esto aumenta las posibilidades de evadir una situación de combate cuerpo a cuerpo con él, donde puede emplear una serie de ataques cuerpo a cuerpo. El X-bow puede ser un arma formidable, salvajemente, cuando puedes disparar un cargador completo. Por lo tanto, apunte a la precisión y la eficiencia con sus disparos para obtener el máximo daño.

Bruch no solo puede luchar de cerca con ataques cuerpo a cuerpo, sino que también puede disparar proyectiles desde la distancia. Estos proyectiles vuelan por el aire hacia ti tan pronto como son invocados por encima de su cabeza. Para esquivar este asalto, esté atento y emplee la táctica de esquivar cuando anticipe que se avecina. De esta manera, puedes evadir los dardos entrantes con facilidad. Al ser consciente de estos patrones de ataque y saber cómo contrarrestarlos, puede aumentar sus posibilidades de éxito al derrotar a The Bruch en el juego.

Cómo vencer al Bruch

Para comenzar la lucha contra Bruch, usa el movimiento Supercharge para mostrarle lo que tienes. Sigue atacando y solo detente una vez que hayas agotado al menos una cuarta parte de su salud. Después de recibir algunos ataques, Bruch desaparecerá de la batalla. No te preocupes; se reparará solo en una repisa entre dos vagones de tren. En este punto, es posible que observe dos clones de Bruch que emergen del suelo. Estos clones son solo distracciones, por lo que debes apuntar al Bruch real en la cornisa.

Bruch se agotará y se cargará para un ataque, revelando su punto débil. Aproveche esta oportunidad para apuntar al punto débil y cancelar la carga. Bruch luego regresará al campo de batalla y probablemente perderá algo de salud. Este es el momento de golpearlo con golpes de escopeta a corta distancia para acabar con él.

Cuando atacas repetidamente el punto débil del jefe, puedes agotar alrededor de un tercio de su salud y evitar que te cause un daño significativo. Recuerda que Bruch intentará cargar sus ataques, así que mantente alerta y asegúrate de que tus golpes no se pierdan. Una vez que todos los clones sean derrotados, Bruch volverá al campo de batalla. Usa el movimiento Supercharge nuevamente y apunta a unos seis golpes para agotar otro tercio de su salud, ingresando a la fase final de la pelea.

Durante la fase final de la batalla, Bruch usará algunos ataques adicionales que no has visto antes. Uno de estos ataques consiste en rodearse de un muro de sanguijuelas y seguir atacando. No entrar en pánico; la pelota sigue siendo tu aliada, así que lanza algunos golpes a la cabeza de Bruch cuando se active y usa la vara paralizante para atravesar el escudo. Si ve que la Vara paralizante está en enfriamiento, puede atacar inmediatamente y luego esperar a que termine el proceso. También es una buena idea incorporar una combinación de golpes de ballesta en tu ataque. Siguiendo estos consejos, deberías poder derrotar a Bruch y reclamar tu victoria. Solo asegúrate de permanecer cerca de Bruch mientras ocurre la escena final.

Eso es todo lo que necesitas saber, pero si necesitas ayuda con otros jefes, aquí hay algunas guías que te pueden gustar:

  • Lucha contra el jefe parásito
  • Pelea contra el jefe de Felicity
  • Pelea de jefes de William Rentier